Written by 00:46 ROCK

Los melódicos experimentos de The Electric Prunes

Si existen bandas sicodélicas químicamente puras en los Estados Unidos de los 60′ esa es The Electric Prunes. Estas “ciruelas eléctricas”, en un corto pero prolífico periodo, lograron entregar canciones de sonidos experimentales, voces distorsionadas, guitarras casi metálicas, melodías sorprendentes y una gran producción de sonido, marcando su sello en la escena del garage y la sicodelia norteamericana.

The Electric Prunes surgen en 1966 en Wooland Hills, Los Ángeles, cuando se reúnen músicos provenientes de bandas “Surf-Garage” como The Sanctions y Jim & The Lords.

Sin embargo, su origen se determina en Seattle, ciudad donde realizan sus primeras actuaciones con la que sería su primera formación estable que incluye a James “Jim” Lowe (guitarra, teclados, percusión, voz), Mark Tulin (bajo, órgano), Ken Williams (guitarra) y Michael Weakley “Quint” (batería).

Un hecho fundamental para la carrera del grupo es conocer a Dave Hassinger, ingeniero de los RCA Studios de Los Angeles, que por esos días trabajaba con los Rolling Stones y finalizaba con ellos su álbum “Aftermath”. Rápidamente se interesa en los Prunes y se ofrece a producirles.

Hassinger se transformaría en el productor y guía del grupo en su carrera, siendo ingeniero de todos sus discos, ayudando a crear el sonido que sería legendario en la escena.

Éxito sicodélico

En 1966 logran firmar con Reprise Records, lanzando su primer single “Ain’t It Hard”, el cual no logra obtener repercusión.

La situación parecía empeorar cuando “Quint” dejaría su puesto por problemas personales. Para reforzar el grupo ingresaron el baterista Preston Ritter y el guitarrista James “Weasel” Spagnola.

Reprise les da la oportunidad de editar un segundo single con “I Had Too Much To Dream (Last Night)”, el que se transformaría en su primer gran éxito. Alcanzó el puesto número 11 en las listas norteamericanas (Billboard Hot 100) y alcanzó el número 49 en Inglaterra (UK Singles Chart), permitiéndoles realizar una gira y obtener buenos beneficios económicos.

“I Had Too…” es un intenso tema de tres minutos que hoy se reconoce como una de las mejores canciones sicodélicas de la historia. Irrumpiendo con un zumbido alucinógeno y acordes guitarreros a cargo de Ken Williams, se va desarrollando un tema con una melodía penetrante, una voz solista con mucho eco y un ritmo contundente.

El tema fue escrito por Annette Tucker y Nancie Mantz, dos avezadas compositoras del medio que entregaron varias canciones al grupo por solicitud de Dave Hassinger, que quería buscar algo diferente a lo escrito por los propios músicos.

Precedidos de este éxito lanzan su primer largaduración en 1967, reeditando “I Had Too Much To Dream (Last Night)” e incorporando temas como el durísimo “Get Me to the World on Time” (que también escaló en los rankings), el Hard Rock Sicodélico de “Are You Lovin’ Me More”, y las hermosas “About a Quarter to Nine” “Luvin”, “Train For Tomorrow” y “Onie”, dando forma a lo que sería un espectacular debut en el vinilo.

Para su segundo disco “Underground” (1967) vuelve Quint a la batería y Mike Gannon se ocupa de la guitarra rítmica en lugar de Weasel Spagnola, aunque permaneció poco tiempo en el grupo. Este segundo trabajo continúa la línea sonora marcada por el debut, destacando interesantes canciones como “The Great Banana Hoax”, “Wind-Up Toys”, “Antique Doll”, “Hideaway” y “Long Day’s Flight”.

En enero del 68′ la banda -que incluía a Jim Lowe, Ken Williams, Tulin, Gannon y Quint- se une al músico neoclásico David Axelrod para realizar un álbum llamado “Mass In F Mirror”, una depurada Misa Rock donde incluyen a varios artistas invitados. Una canción de este disco, “Kirie Eleison”, se incluye en el famoso filme y símbolo de la época “Easy Rider” (Busco Mi Destino).

“Mass In F Mirror” es realmente el último álbum de Electric Prunes, que cierra un corto pero productivo periodo, ya que después de esta grabación los integrantes originales se alejan de la banda.

Un dudoso epílogo

Inexplicablemente, es David Axelrod quien toma el nombre del grupo y edita otro Long Play llamado “Release of an Oath” (1968) con la producción de Dave Hassinger y diferentes músicos de sesión: Mark Kinkaid (guitarra, voz), Ron Morgan (guitarra), Richard Whetstone (batería, guitarra, voz), Brett Wade (bajo, flauta, voz) y John Herren (teclados).

Incluso, más tarde, esta misma formación sin Herren ni Axelrod editan bajo la marca de Electric Prunes un último trabajo titulado “Just Good Old Rock & Roll” (1968), claramente usufructuando el nombre del quinteto.

Ciruelas legendarias

De los Electric Prunes son notables sus primeros tres long play, conteniendo música que ha dejado huella en la historia del rock.

Hoy en día estos discos se pueden encontrar en nuevas ediciones en compact disc, además de estar disponible algunas rarezas como un concierto en Suecia que se titula “Stockholm 67” o selecciones de sus singles más populares.

También, en su momento los discos de The Electric Prunes fueron editados en Chile en formato vinilo por el sello Reprise y distribuidos por Discos Philips, cuyas copias hoy son valiosas piezas entre los coleccionistas.

(Visited 92 times, 1 visits today)
Close